PREVIBLOG

Blog sobre prevención de riesgos laborales

11/11/2006

Sentencia ruido

Sentencia del Juzgado de lo Social nº 1 de Murcia, de 5 de Junio del 2006: Plus de ruido: la falta de utilización de protectores auditivos individuales por dejación de los trabajadores no exime de responsabilidad a la empresa; la concesión del plus se condiciona a que los trabajadores utilicen aquéllos
Comentada por:
M. Elena Torres Cambra. Abogado.
Los actores,trabajadores de empresa de derivados cárnicos, interponen sendas demandas reclamando el importe del plus de ruido por el período del 1 de Enero del 2005 al 30 de Septiembre del mismo año, basando su petición en el artículo 57.c) del Convenio Colectivo del sector para el año 2005. La empresa se opone a tal reclamación reconociendo que en los puestos de trabajo de los reclamantes se produce, como media, un nivel de ruido igual o superior a 80dB pero manteniendo que las previsiones del Convenio Colectivo señalan como exigencia, no solo el citado nivel de ruido, sino también que los trabajadores afectados utilicen la protección auditiva, señalando que esto no se ha producido en muchos casos. Dicho artículo 57.c) establece un plazo de 6 meses, a partir del 1 de Enero del 2005, para la “planificación y ejecución de medidas preventivas”, cuya finalidad es la “anulación o reducción de los focos de ruido”. Y, transcurrido dicho plazo sin que la empresa tome medidas o éstas fueran técnicamente imposibles, la empresa debe pagar el plus a los trabajadores sometidos a un nivel de ruido igual o superior a 80dB.La Sentencia hace referencia al origen de la disponibilidad de los protectores auditivos y su uso por los trabajadores aludiendo al artículo 319 de la Ordenanza General de Seguridad e Higiene en el Trabajo de 1971, que prescribía el empleo de dispositivos de protección personal a partir de 80dB, el cual fue expresamente derogado por el RD 1316 / 1989. Esta norma legal establece tres niveles de protección: a). informar y proveer de protectores auditivos a los trabajadores que lo soliciten a partir de 80dB; b). proporcionar obligatoriamente protectores auditivos a todos los trabajadores expuestos a ruidos de 85dB y controles médicos cada tres años; c). adoptar medidas para la disminución del ruido así como medidas preventivas. Consta que el Juzgador, como diligencias finales, acudió personalmente a la empresa demandada comprobando que ésta, durante el año 2005, había adquirido protectores auditivos en importantes cantidades; por una parte, tapones que había entregado a los mandos intermedios a fin de que los tuvieran en sus secciones para satisfacer las necesidades de quienes los solicitaran y, por otra parte, cascos que guardaba en el almacén y que se entregaban a los trabajadores mediante un vale. Asímismo, el Juzgador comprobó la falta de una “cultura” de salud del ruido, ya que la empresa carecía de unos criterios determinados respecto a la medición del ruido y de un sistema eficiente para la comprobación del uso de los protectores individuales.Finalmente, la Sentencia estima parcialmente la demanda y reconoce el derecho de los trabajadores reclamantes a percibir el plus de ruido desde el 1 de Enero del 2005 al 30 de Septiembre del mismo año, exceptuando los períodos de vacaciones, bajas o ausencias del trabajo y, respecto a los representantes de los trabajadores, exceptuando el tiempo utilizado como crédito sindical; condicionando todo ello a que los reclamantes utilicen los protectores auditivos individuales.

0 Comments:

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un enlace

<< Home