PREVIBLOG

Blog sobre prevención de riesgos laborales

11/11/2006

Sentencia de formación con manuales en ETT

Sentencia de la Sala de lo Contencioso-Administrativo del Tribunal Superior de Justicia de Madrid, de 24 de Febrero del 2006: Empresas de trabajo temporal: La entrega de dos manuales al trabajador y la realización de un test por parte de éste no supone el cumplimiento, por parte de la empresa de trabajo temporal, de la obligación de asegurar la formación adecuada al puesto de trabajo que impone el artículo 3.3 del Real Decreto 216 / 1999; procede confirmar la sanción de 1.502,54 € por la comisión de una falta grave (JUR 2006 / 151538).

Comentada por:
M. Elena Torres Cambra. Abogado.
Como consecuencia de un accidente de trabajo acaecido el 12 de septiembre del 2001, la Inspección de Trabajo levanta Acta de Infracción a la ETT por importe de 1.502,54 €uros, por la comisión de una falta grave, apreciada en grado mínimo. Dicha sanción es recurrida por ésta, siendo confirmada por la Sala de lo Contencioso-Administrativo del Tribunal Superior de Justicia de Madrid.
Consta acreditado que el accidentado, Cosme, fue contratado por la empresa de trabajo temporal el 3 de Septiembre del 2001, a partir de un contrato de puesta a disposición formalizado entre la misma y la empresa CF, S.L., la cual, a su vez, actuaba de forma permanente como subcontratista de la empresa A. realizando una parte del proceso productivo de ésta, fundamentalmente soldadura y otros trabajos de estructura. La mencionada empresa CF, S.L. tenía sus instalaciones en el mismo domicilio que la empresa A.
El trabajador fue contratado para el puesto de peón especialista o peón industrial. Sin embargo, en la práctica, Cosme efectuaba las funciones de propias de la categoría de ayudante del carretillero. Así, a fin de lograr los objetivos productivos señalados por la empresa A. y de coordinarse con el carretillero, el accidentado, desde su primer día de trabajo y sin que nadie le diera instrucciones de contrario, se montaba en la carretilla, hasta que el día 12 de Septiembre del 2001, al subir a la misma, fué atropellado por ésta, sufriendo rotura de fémur y otras lesiones.
La empresa usuaria A. había elaborado la Ficha de información de riesgos laborales para el puesto de peón especialista o peón industrial, habiendo entregado la misma a la empresa de trabajo temporal. La formación requerida para el puesto de peón especialista, según dicha Ficha, era: manejo manual de cargas y sobreesfuerzos, especialmente, dorsolumbares; enfermedades profesionales derivadas del ruido; seguridad en máquinas; resguardos de protección y partes activas, señalización, manejo y utilización de la máquina específica. Sin embargo, en el contrato de trabajo suscrito entre el accidentado y la empresa de trabajo temporal se señalaban como funciones las de “ferralla en general” así como la mayoría de los riesgos indicados en la Ficha mencionada y, como formación, la empresa de trabajo temporal le entregó un folleto denominado “Normas Básicas”, otro folleto sobre “Manejo Manual de Cargas” y le realizó un test sobre estas dos cuestiones, expidiendo a favor del mismo un certificado de aptitud.
La Sala de lo Contencioso-Administrativo entiende que la empresa de trabajo temporal, teniendo en su poder la Ficha de información de riesgos laborales para el puesto de trabajo de peón especialista o peón industrial, no cumple con lo establecido en el artículo 3.3 del Real Decreto 216 / 1999, ya que no da al accidentado la formación adecuada: únicamente se limita a entregar dos manuales al trabajador, uno relativo al manejo manual de cargas, pero ninguno referido al resto de los riesgos propios y específicos de su puesto de trabajo, y le hace un test, en el que no hay ninguna pregunta relativa a las máquinas reseñadas en la Ficha de información de riesgos laborales.
Por ello, concluye que “la entrega de manuales en modo alguno supone el cumplimiento por la empresa de trabajo temporal de la obligación de asegurarse la formación adecuada al puesto de trabajo que impone el artículo 3.3 reseñado; formación que pasa por comprobar realmente si el trabajador la tiene respecto al puesto concreto y sus riesgos propios y específicos y, en caso de no tenerla, por impartirla – que no consiste e entregar unos manuales – previamente al inicio del trabajo”.

0 Comments:

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un enlace

<< Home